A veces me pregunto si estaré completamente zumbado, si la realidad en la que vivo es cierta o si estoy dibujando una vida ficticia de futuro incierto. Hace cinco años todo era diferente. Sonaba el despertador y me enfundaba una camisa, un café rápido y me iba a una oficina. Ahora las mañanas son distintas. Lo primero que hago es abrir el ordenador, echo un vistazo a las redes sociales e intento escribir. Si consigo que sea algo decente lo termino publicando en este blog, que habla de viajes pero también de mi vida. Sigo teniendo la sensación de que escribo para amigos, que hablo a gente cercana. Luego google dice lo contrario, entra gente desde muchos lugares del planeta y la mayoría lo hace en silencio.

En este blog hablo con naturalidad de un personaje que no existe. Un tipo al que llamo “guionista” y que dibuja los trazos de lo que me pasa. Evidentemente yo sé que es ficticio, por zumbado que esté no pierdo la cordura completamente y sé que es simplemente una forma literaria de hablar del destino, de lo que acontece mientras avanzo. Pero el caso es que el guionista en ocasiones me ha llevado a tomar unas decisiones u otras. Y de eso quería hablaros hoy.

El 30 de mayo volé a Ciudad del Cabo donde me esperaba de nuevo mi moto. Tenía cuatro meses por delante y el objetivo de llegar a Madrid por la costa este africana.
Tendría entonces que tomar una decisión vital: dejar de viajar y reincorporarme a una vida normal , enfundándome esa camisa por la mañana, o mandar todo al carajo y seguir viajando, sin saber muy bien como ganarme la vida.

El sabio guionista sabía que si pretendía subir la costa este africana en cuatro meses, escribiendo relatos, editando vídeos y estando más o menos activo en las redes sociales, difícilmente tendría tiempo de disfrutar del viaje y mucho menos de pensar en mi futuro. Por eso decidió ponerme varias zancadillas que cambiaron el curso del viaje. Una avería primero, una caída y varios personajes maravillosos que me hospedaron y me abrieron las puertas de sus vidas. Así llegué a Cataratas Victoria, desde donde escribí el último relato. Tenía la decisión casi tomada y el guionista pensó que, si quería emprender el incierto camino de ganarme la vida compartiendo viajes, sería interesante que me conociese más gente. Por arte de pluma aparecieron TVE y Telemadrid, en el mismo sitio y casi en el mismo momento. Eso terminó por detener definitivamente el viaje, no podía dejar pasar la oportunidad de llegar a más gente.

Fue en Cataratas Victoria. Una mañana, no sé exactamente cuando. Sé que amanecí con la gran decisión tomada: volvería a España para dejar mi empresa y mi casa y el próximo viaje sería sin billete de vuelta. No sé si es la decisión más importante que he tomado nunca pero desde luego sí la más radical. Me bastó tomarla para que todos los vértigos y miedos, esos que venía acarreando en los últimos meses y que describía en los últimos relatos, desaparecieran. Me había costado mucho llegar hasta ahí, desde que entré en India en octubre del 2009 no había dejado de pensarlo un solo día. Desde ese día no he vuelto a mirar para atrás, ya solo veo lo que viene delante.

Sin embargo el guionista quiso reforzarme: ¿te queda alguna duda, algún resquicio de miedo? Pues toma una ración enorme de fe, de convencimiento, de seguridad en ti mismo:

La familia Zapp

sinewan.com. viajando con la familia zapp

 

Regresaba de Lusaka y me dirigía a Livingstone. Había pasado una noche rara en un hotel de carretera con colchas fucsias y simpáticos ácaros. Quedaban ochenta kilómetros cuando los relucientes focos del Graham aparecieron en el horizonte. A la velocidad que circulaba fueron tan sólo unos segundos, suficientes para distinguir el rostro de Herman Zapp al volante. Frené en seco, giré ciento ochenta grados y aceleré a su encuentro. Ellos ya me esperaban en la cuneta.

Casi cinco meses atrás nos habíamos conocido en Ciudad del Cabo, en una circunstancia similar. Nuestros caminos en aquel momento eran opuestos, ellos viajaban por la costa oeste hacia Namibia y yo por la este hacia Lesoto. Como con tantas otras personas en un viaje nos dijimos hasta luego. Siempre pensé que nos reencontraríamos. Y así fue, las trayectorias de nuestros viajes cerraron un círculo casi perfecto en Zambia, de nuevo en la cuneta de una carretera.

La familia Zapp comenzó su viaje hace trece años. Herman y Candelaria arrancaron de Buenos Aires en busca de cumplir el sueño de viajar hasta Alaska en seis meses. Ese fue el tiempo que finalmente invirtieron en llegar hasta Ecuador. Herman siempre dice que lo mejor que les pasó en la vida fue quedarse sin dinero. A partir de ese momento comenzó su verdadero viaje, conociéndose a sí mismos ante los desafíos, eso que mucha gente llama problemas, y aprendiendo a pedir ayuda. Esa fue una de las primeras grandes lecciones de su viaje. Un tipo muy sencillo les dio un sabio mensaje.

– Herman: ¿a que no hay nada realmente importante que hayas aprendido solo, sin ayuda de los demás? Hablar, escribir, leer… –

Sin dinero tuvieron que decidir si trabajar para volver o para seguir en busca de su sueño. Fue lo segundo. Candelaria descubrió que tenía talento para pintar, sus cuadros fueron la primera forma de financiarse. Herman siempre que leía un libro pensaba lo lindo que sería ser escritor, pero también pensaba que eso quedaba para los intelectuales. El viaje le enseñó que si tienes una historia que contar, y dejas que sean tus tripas las que escriban, con humildad y sin pretensiones, puedes convertirte en escritor. Incluso como en su caso, de éxito. Primero fue un pequ

Sinewan y Herman Zapp

eño libro que vendía por diez dólares. Años después escribió “Atrapa tu sueño”, un libro que lleva cerca de cien mil ejemplares vendidos y que a día de hoy es su única forma de financiación. Más que suficiente, en estos años han cultivado un músculo más, el ingenio, la manera de sobrevivir, de generar lo suficiente para seguir viajando sin que les falte lo esencial. Médicos cuando hace falta, una alimentación sana, y nafta para un carro que a trompicones avanza por el globo cumpliendo sueños. La familia Zapp son un libro de autoayuda enlatado en un coche de 1928. Atrapa tu Sueño es una historia real de unas personas que van descubriendo la forma de ser felices sin necesidad de planes de pensiones, coches lujosos o hipotecas. Empezaron dos y ahora son seis, los niños han nacido, crecido y se han educado por medio mundo.

sinewan y zapp

 

Al rato abandonamos la cuneta. El Graham en varios minutos alcanzó su velocidad tope de setenta kilómetros por hora. Refugiado tras su estela compartí cinco días nómadas con ellos. Fue una de las mejores experiencias de mi vida, un master en humanidad y el último refuerzo que necesitaba antes de afrontar la decisión de luchar por lo que quiero.

Pensaba relatar esos días con cautela, pero los acontecimientos se han adelantado y me he visto en la obligación de publicar este post hoy. Esta noche se emite en Telemadrid Madrileños por el Mundo. No sé cómo estará editado pero durante la grabación hablé de mi nueva vida. Y me ha parecido importante dar la noticia primero en este blog,  para los que me leéis desde siempre.

Después de cuatro años combinado dos vidas he dado un paso adelante. Una vida queda atrás, la otra, estoy seguro, tiene aún mucho que contar.

Gracias siempre por estar ahí.

Deja un comentario

47 thoughts on Atrapa tu sueño

  1. Carlos

    Soo me queda felicitarte y animarte para que no abandones. Simplemente seguì el rumbo que te marcan los sentimientos.Del resto no te preocupes al menos en este momento, te lo dice un compatriota de esa familia tan especial.. Carlos desde Concordia, Entre Rios, Argentina

  2. Bueno, esto no hace más que confirmar lo que todos nos imaginábamos: que sigues en la brecha y continuas con tu viaje… Me alegro muchísimo por ti!! Y egoistamente, por mí jajaja. Abrazo,my friend!!

  3. Me alegra mucho volver a saber de ti y sobretodo saber que al final has tomado la decisión que todos los que te seguimos sabíamos que tomarías. Desgraciadamente no podré ver el programa de televisión esta noche, pero mañana me lo descargaré de internet.
    Espero que todo te siga saliendo redondo en esta nueva vida (o no tan nueva), y que sepamos más de ti muy pronto.
    Un abrazo!!

  4. Envidia me das, por tener las cosas tan claras. Si comentase más, me conertiria en lo que MrHicks llama un “agorer”, porque tus decisiones me dan pánico, si fuesen mias. Pero me alegra ver que tu si lo consigues, si vas a salir ahi fuera y si vas a seguir tu sueño. Felicidades!!! Te seguiremos con admiración.

  5. Leo estas lineas Charly, y se me hace un nudo en la garganta, una rara mezcla de alegria y nerviosismo, que tonto yo verdad? apenas nos hemos visto un par de veces, y de medio refilon, la primera compartimos con otros amigos unas cervezas en la presentación de Antonio Maeso, y un segundo fugaz saludo en grandes viajeros en Navacerrada, pero tenemos una misma pasión, algo que nos mueve y eso me acerca mucho a ti. el viajar, el conocer, el vivir en esa “libertad” que el guionista siempre ofrece y que algunos abrazan, y otros esperan (incluso toda una vida) abrazar.
    De verdad que me alegro mucho de esta decisión y te deseo una vida plena y feliz de la manera que TU quieres vivirla., la compartas o no con los que siempre te hemos seguido. exprimela al maximo
    VSSSSSS

  6. Teresa

    Hacer lo que nos gusta es la unica manera de VIVIR, mientras no decidimos, somos de algun modo, marionetas ….sin ser capaces de crear ,solo aceptar. De todos modos la vida son momentos y tenemos la capacidad de cambiar por otra situacion en el momento oportuno. Me encanta, admiro tu elección!!! Hay que escuchar al Guionista y hacernos responsables del resultado. Bien por ti!!!!

  7. Bueno, enhorabuena por haber sido lo suficientemente valiente para hacer lo que realmente quieres, aunque no nos conozcamos en persona, después de leer tus relatos no me cabe duda de que eres una gran persona, y sinceramente te deseo la mejor de las suertes y que disfrutes del mundo, espero seguir leyendo tus aventuras por aquí mucho tiempo.

  8. Antonio

    Enhorabuena por tu decisión, que la suerte, siempre esté de tu lado, eres un gran tipo y te lo mereces. La “mayoría silenciosa”, te seguiremos por aquí.
    Un saludo

  9. Anónimo

    Hay mucho cariño en lo que haces, se lee, se palpa fácil. Tomaste la decisión adecuada, y no por esté o estemos de acuerdo los que te seguimos, sino porque la tomaste siguiendo lo que te dictó el corazón, así no se falla. En enhorabuena y seguimos pendientes de tus andanzas.

  10. Hay mucho cariño en lo que haces, se lee, se palpa fácil. Tomaste la decisión adecuada, y no por esté o estemos de acuerdo los que te seguimos, sino porque la tomaste siguiendo lo que te dictó el corazón, así no se falla. En enhorabuena y seguimos pendientes de tus andanzas.

  11. Fco..

    Gracias y Enhorabuena, Carlos.
    Ahora, ya sin miedos ni vértigos, A VIVIRLO!!!

    Como uso gafas “tengo cuatro ojos”; contigo ya tengo seis y no sabes cuánto me ayudan.
    Salud y suerte!

  12. Richie

    Amigo Charly, eres afortunado por ser dueño de tu vida, por tomar decisiones que te permitirán escribir tu futuro.
    Sólo te pido una cosa, que continúes compartiendo tus viajes con nosotros, los que elegimos otra forma de vida.
    Un fuerte abarco y buena ruta

  13. Anónimo

    Ole tus……… Me das una envidia sana se muy feliz no te conozco pero admiro a tu guionista ojalá te conozca algún día en una carretera del mundo un beso grande desde Bilbao

  14. pozo25

    Mucha envidia sana. Y mucho valor. Me alegra porque aunque soy uno de los lectores silenciosos, te sigo desde hace tiempo y me has servido de inspiración para mis pequeños viajes.

    Un saludo

  15. Marie

    Te sigo desde el principio, y no me extraña tu decisión, es la continuidad lógica de estos ultimos años. Espero que seguirás compartiendo tus experiencias con nosostr@s que no podemos o no queremos empezar a andar por el mundo… porque nos permite descubrir “un poco” lo que hay a través de tus ojos. Gracias una vez mas, y mucha suerte por esta “nueva” etapa!

  16. Dani

    Gracias Charly, por hacer la vida de los que te leemos mas entretenida y rica. Animo en ese proyecto que muy agusto seguiremos…

  17. Gregorio G.

    Desde que leo, tus relatos y webb ( todos todos) no me has dejado dormir una noche completa.
    ¿mi africa twin esta temblando?
    Goyo

  18. Anónimo

    Hola Sinewan. Yo soy de esos que te siguen en silencio desde hace tiempo, pero eso no significa que cada vez que abro el twitter busque rapidamente alguna noticia tuya. Creo que seguir tus sueños sin dejar de cumplir las obligaciones contraidas es vivir con mayúsculas. En tu caso tus obligaciones son con tu familia, al menos la que te sigue que somos todos. Adelante, un gran abrazo.

  19. Luis Aranguren

    Hola Charly yo también soy de esos lectores silenciosos… te sigo desde casi el principio y nunca te había escrito ningún comentario pero hoy me he animado a hacerlo porque me he alegrado mucho de la decisión que has tomado….yo también quisiera hacer algo parecido pero….
    Para los que nos quedamos en casa poder viajar por el mundo a través de vuestras vivencias, vuestros vídeos, vuestros escritos (aquí también incluyo el resto de viajeros que conozco y leo) es lo mejor del día y nos da ese empujón que siempre hace falta para seguir adelante para tener la ilusión necesaria para ir tirando poco a poco…
    Vuelve pronto a por tu moto y que ese guionista tan fantastico te ilumine en el viaje y sigas como hasta ahora contándonoslo con tus vídeos y tus post. Mucha suerte y buena ruta!!!

  20. Gonzalo

    Muy grande, enhorabuena por echarle cojones. Te va a ir bien, porque además tus historias enganchan, y haces pasarlo muy bien y reir, así que si sabes gestionarlo te va a ir muy bien.

    PD: A ver si metes un poco más de Sandiriam.

  21. zenmon

    creo que de todos tus relatos, ESTE es el mas importante. vale Charly, te mereces tu sueño porque tienes un corazon bondadoso

  22. Pingback: La gestión de los afectosEL Mundo en Moto Sinewan

  23. Miguel

    Hola Charly, como supongo que lees a los que te escriben pues aquí voy. Hoy te he descubierto por la web y sólo decirte desde la soledad de mi habitación que eres un ejemplo a seguir por lo que haces y uno de los pocos valientes que hay en la vida con el suficiente valor como para hacer lo que haces que es lo que todos queremos, vivir en paz con uno mismo por lo que hacemos en la vida. Espero algún día hacer de mi vida un viaje continuo como haces tu, a lomos de una buena moto y encontrar la verdadera felicidad.
    Un saludo y suerte!

    PD: Enhorabuena por la Liga, pero el sábado perdéis. Jeje… 😉

  24. david

    Estoy en el tiempo de descanso en una fabrica. Monto en moto de siempre y tus relatos son una ventana al mundo de ahí fuera. Nos haces soñar a muchos. GRACIAS.

    • Charly

      Gracias mil por decirlo David, se agradece mucho saber que hay gente al otro lado de la pantalla que disfruta con todo esto, que lleva mucho curro.
      Gracias de verdad

  25. José Guarderas

    Hola Charli, mi nombre es José Guarderas de Ecuador. Soy un viejo motero y de alguna manera te envidio por la forma de vida que llevas. Logré ver algunos de tus videos por youtube. La verdad es que al tener una familia con hijos pequeños, es muy dificil poder hacer lo que tú haces. Mis salidas en moto, generalmente no duran mas de tres días y nuevamente a la rutina. Sigue adelante y sigue enviandonos mas historias de tus viajes. de alguna manera, a las personas que nos gustan las aventuras y la libertad de andar en moto, preferiblemente en solitario, nos nutrimos de tus experiencias.