A las diez y treinta y cinco minutos el tren arranca y la estación de Alicante se desliza suavemente por la ventanilla. Comparto asiento con una simpática jubilada. Se interesa por mi teléfono y por lo maravilloso que debe ser poder recibir correos en él. Dice que no sabe usar uno de esos chismes, pero habla del correo electrónico como algo familiar. Internet ya es parte de todas las generaciones, lo que hace quince años era exclusivo de gente moderna es ya de todos. Me pongo los cascos, abro el portátil y me sumerjo en mi mundo. Esté donde esté desde hace unos años siempre estoy con vosotros, con los que leéis este blog o me tenéis agregado en alguna red social. Entre todos estamos formando un micro-mundo. Somos muchos y aunque la mayoría estamos en España y Latinoamérica, se conecta gente de todo el globo. Lo sé porque me lo cuenta google analytics. Todos, en mayor o menor medida, tenemos algo en común; nos gusta viajar y a la mayoría en moto. A mi mucho, tanto que mi vida está en plena metamorfosis.

El síndrome de Peter Pan

la fotoMi compañera de viaje se ha ido a tomar café. Al otro lado del pasillo viaja una pareja extranjera con un bebé. El niño se descojona cada vez que le miro. Los padres babean cuando eso pasa. Deben tener mi edad. Giro la cabeza y me vuelvo a meter en mi micro-mundo.
Muchas cosas pueden ser igualmente positivas que negativas depende quien las mire. A mí cada vez que me da por pensar que padezco el síndrome de Peter Pan me inunda una sonrisa. Sin embargo la palabra “síndrome” no parece que sea muy positiva. Se habrá equivocado el que puso en nombre al asunto o seré yo que no veo malo lo que sí que lo es. En cualquier caso no pienso cambiar de parecer, al menos en las próximas fechas. Recientemente creo que he sufrido un nuevo brote de este mal que tan bien me sienta.

La gente de mi edad tiene hijos, hipotecas y aspira a un trabajo estable. Por el contrario yo sólo pienso en seguir siendo el protagonista de una serie cutre de televisión –más bien de youtube- basada en las intensas aventuras de un tipo que viaja por el mundo en moto. Dicho así es difícil no desearlo, poca gente no cambiaría un trabajo de oficina o un no madrugar para ir a la obra, por unos días o incluso meses de aventura. Realmente no es tan difícil, sólo hay que desearlo más que todo lo demás, no tener grandes cargas y estar dispuesto a perder otras muchas cosas.
Para poder vivir viajando hay que resignarse a no tener cosas materiales. Ser nómada, vivir sin nada, ahorrar para viajar hasta que el camino te lleve a un nuevo lugar en el que poder volver a trabajar y así ahorrar. Y de nuevo emprender la marcha. Esa inestabilidad e inseguridad ante el futuro es probablemente la  verdadera carga del viajero. Al menos del que no está completamente convencido como debe ser mi caso.

Estos últimos años recorriendo mundo he conocido a muchos viajeros errantes, gente que como yo un día empezaron y no pudieron parar. También conozco, claro está, a mucha gente sedentaria que no viaja nunca o lo hace en los escasos treinta días de vacaciones anuales. Yo como siempre estoy en el medio. No quiero ni una cosa ni la otra. Desde hace cuatro años hago equilibrios entre una vida urbana y otra viajera, entre dos yos, el que trabaja en algo que no le gusta y el que viaja feliz con la pasta que ha ganado el otro.

Por desgracia esto no es todo lo perfecto que a priori parece. La productividad en los meses que estoy trabajando es cada vez más baja y los viajes de treinta días se hacen siempre cortos para el que una vez fue nómada durante muchos meses. Más temprano que tarde tendré que tomar una decisión vital, o un camino u el otro. Tengo claro lo que me pide el cuerpo pero no tanto lo que dicta la cabeza. Es inevitable visualizar el futuro un poco más allá y que no aparezca el vértigo. Qué hacer cuando las fuerzas ya flaqueen. Cómo será la vida sin pensión, sin residencia pagada por el estado y probablemente sin descendencia que me cuide. Es en ese momento en el que me tiemblan las canillas y me vuelvo a agarrar fuerte al sistema. Supongo que por eso nunca lo cambiaremos, porque está lo suficientemente bien pensado para que incluso con sus grandes errores, las desigualdades e injusticias que vemos todos los días, sigamos aferrados a él. El propio sistema se encarga de pintar de negro cualquier camino diferente.

Más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer, jodía el refrán.

El guionista

Son ya casi las doce. Me encanta viajar en tren, me da por pensar y escribir. Debería estar ya en Madrid pero esta mañana no he oído ninguna de las cuatro alarmas que han debido tronar en mi oreja entre las cinco y media y las seis de la mañana. Casualmente al recepcionista también se le ha olvidado avisarme. Probablemente también se haya dormido porque tenía pedido un taxi y ese no creo que haya faltado a su cita. Habrá estado esperando con el hotel cerrado hasta que cabreado se ha marchado. Cuando he abierto el ojo eran las ocho y media. Por supuesto ni me he inmutado. Si he perdido el tren es porque tenía que pasar.

Desde que viajar ocupa tanto en mi vida la despreocupación ante las cosas que me pasan es pasmosa. Si pasan es porque tienen que pasar y eso no es cosa mía.  Me gusta pensar así, como si esos temas los llevara el guionista, ese oscuro personaje al que no conozco pero que imagino escribiendo por las noches lo que después sucede, bajo la tenue luz de un lámpara de escritorio, fumando en pipa y sin quitarse unas oscuras gafas de sol.

El guionista es un personaje más de este absurdo mundo Sinewan que  me he inventado sin apenas darme cuenta. La primera vez que hablé de él fue en Tailandia, a principios del año 2010. Fue tras un cúmulo de circunstancias que me llevaron de la catástrofe a la mejor de las fiestas como por arte de pluma. Llevaba cuatro meses de viaje y había fricado lo suficiente para pensar que estaba dentro de una película. Así surgió el personaje ficticio que siempre me acompaña. Luego vinieron los momentos Sandiriam, la evangelización atlética y demás tontunas que decoran mis viajes y mis relatos y que de alguna manera forman parte de la trama de una película que se proyecta en mi cabeza. Un film que comparto gustoso con todos aquellos a los que os distrae.

Desde que en febrero regresé de Ciudad del Cabo el guionista comenzó a mandarme mensajes que revoloteaban sobre una misma idea; el cambio de vida. Dejar mi empresa e intentar vivir viajando más. Por supuesto ese cabrón no me manda mensajes para que haga cosas que no quiero, al revés, sabe que desde que entré en India en 2009 lo pienso todos los días. Esto es así de literal y de cierto. Sin embargo hasta ahora no lo había visto tan cerca. La culminación a los muchos mensajes recibidos estos meses llegó cuando algo cambió en mi empresa que imposibilitó poder seguir haciendo etapas cortas y frecuentes. Mi idea de subir la costa este africana en varios tramos dejó de tener sentido de un plumazo. Como sabrán los habituales lectores de este blog mi moto permanece aparcada en Ciudad del Cabo, en casa de una pareja de amigos de un amigo. Sin embargo ni me planteé escribirles para que me la mandaran en barco. Lo primero y único que pensé fue en subirla de una vez, volver a pedir una tregua a mis socios y emprender un viaje de unos cuatro meses desde Ciudad del Cabo hasta España. Mis socios, que son ante todo mis mejores amigos, me concedieron esa última tregua.

Dentro de dos semanas vuelo a Ciudad del Cabo, unos días poniendo la moto a tono y comenzará la tercera etapa. En términos de tiempo será mi segundo gran viaje. En términos de frikismo bloguero, habrá sorpresas.

Cuando regrese tendré que tomar una decisión. Charly o Carlos, Sin Ewan o sin El Mundo en Moto.
Gracias por leerme, espero que de nuevo me acompañéis en esta nueva andadura.

Charly

Follow my blog with Bloglovin

Deja un comentario

58 thoughts on El guionista, el síndrome de Peter Pan y un nuevo viaje que comienza.

  1. MaD

    Charly, si hace falta te patrocinamos como sea entre todos, te buscamos curros por sitios impensables, pero lo dicho, yo voto por CHARLY!!!
    Además, tú tienes el talento y los huevos suficientes como para poder buscar la forma de trabajar remotamente, vivir de esto o buscarte la vida a ratos. No nos dejes ahora sin mister Sandiriam

    • Anónimo

      Sandiriam Mad!, si miro un poco lejos me da miedo tomar depende qué decisiones. Por eso sólo miro unos metros más allá y lo que viene es un viajazo, ese no nos lo quita nadie.Vámonos!

      • MaD

        Bueno, yo creo que no se trata de tomar decisiones muy a la larga. El único compromiso que se puede adquirir es con un@ mism@, el de no comprometerse a nada que no se esté segur@ de poder cumplir, especialmente si afecta a otras personas. Es preferible ir cumpliendo día a día sin prometer nada a fallar por empeñarse en cumplir algo que no se desea. Creo que de esto ya hablamos en cierto modo en los primeros vinos. Traza hacia donde te sientas feliz en cada momento

  2. paratito

    Sé de buena tinta que sea cual sea tu decisión será la más adecuada y sobretodo la que te haya preparado el guionista, y ya sabes que ése nunca se equivoca.
    mientras tanto…. aquí estaremos disfrutando de tus viajes, tus vivencias y tus pensamientos.
    Un abrazo y buena suerte compañero!!!!!

    • Anónimo

      Cierto, si no lo intento nunca me lo perdonaré. Todo sea que termina acampando en tu jardín y Carlitos me vea por el cristal del salón en lugar del ipad.

  3. Javier Garciarovés

    Por mi parte , te sigo siguiendo,je je je.
    Permíteme un breve apunte: Hablas del “Síndrome” como algo negativo. Gran equivocación. Un Síndrome es el conjunto de síntomas, nada más que eso. Y un síntoma es la manifestación de “algo”, no me voy a poner técnico. Tú el Síndrome que tienes es el de la “felicidad en la persecución de un sueño” y los síntomas son: tu cara siempre sonriente,tus “risitas” al acabar alguna frase, tu fina ironía, tu forma de comunicar que engancha(estube contigo en las jornadas Humdbult, el primero que se hizo la foto con vosotros dos al finalizar)tu sencillez,tu humildad…y unos cuantos más. Y eso , amigo mío, no puede ser negativo jamás.
    Buen viaje y piensa de vez en cuando en los que quedamos aquí “atados”.
    Un fuerte abrazo.

    • Anónimo

      Gracias Javier, síntoma de la “felicidad en la persecución de un sueño”, me ha encantado eso. Abrazo

  4. Eu visiñu, estas durmidu u estas disperto? Ya sabes sobri… dificil encrucijada pero… sin embargo creo que acertaras. Viaja, disfruta, aprende, conoce ,,, donde va a parar, no hay color. El futuro? Seguro? jeje. Es tu decision si fuera mia ya la sabes. Un besazo.

  5. No te preocupes, tu Padre Interior alcanzará a tu Peter Pan y se lo montarán en plan familiar. Y no te descuides, es muy posible que alguna te haga un hijo y una de esas paradas.

  6. Varaiño

    Ufffff, ¿y si lo dejas todo en manos del guionista? Quizá sea la mejor opción. De todas formas la pensión que te proporcionará el sistema (y entiendo perfectamente tus dudas al respecto ya que me encuentro en el mismito ecuador que tu) será paupérrima o inexistente. Estoy seguro de que dentro de las miles de personas que has conocido debe haber alguna que te acoja, incluso viejito…

  7. Te da miedo dejar la seguridad, el umbral de confortabilidad y lanzarte a recorrer el mundo?
    Pues piensa en la alternativa, pasar toda una vida imaginándote lo que pudo haber sido y no fue. Quizá prosperes quedándote en Madrid y te conviertas en un tipo con mucho dinero y una gran panza. Un hombre exitoso en los negocios que un día, hace muchos años, pensó en cambiar su vida, en dejarlo todo y conformarse con las exiguas pertenencias que podía llevar en la moto. Qué tonterías.
    Quieres que te haga un guión de esa vida? Es muy fácil, hay tantos modelos…

  8. La Vuelta al Mundo por Etapas es una gran Etapa de tu vida , disfruta de Esta que sin dudas hasta ahora es la mejor , pero no desesperes que siempre hay tiempo para la mas importante que es tener una linda Familia y poder disfrutar con Ellos el gran Viaje de la Vida .
    Te cuento en resumen mis etapas que sin dudas es a la inversa que la tuya. desde muy Chico tenia el sueño de hacer un gran viaje en moto , a los 18 años de edad encuentro mi compañera de la vida y de todas mis Aventuras con la que tenemos tres hermosos hijos que comparten de nuestros viajes desde muy chicos , y al fin de todas las luchas de la vida , esperando que los niños crecieran sin que les falte nada . pudimos en el año 2010 realizar nuestro gran sueño . Unimos las Americas en moto . Un viaje desde Ushuaia hasta Alaska , ida y vuelta en un año y un mes y 94.000 kilometros con miles de anecdotas y compartiendo con los hijos que nos fueron a visitar a NY y a Miami . Pero esto de viajar en moto es un vicio que no tiene fin y ahora estamos programando la Vuelta al Mundo .

    Espero te sirva para tu propia Historia y tus Etapas . Te mando un fuerte Abrazo y sigamos Viajando .-
    Saludos desde Argentina .
    Claudia y German

    • Anónimo

      Amigo German, la familia es otro gran viaje, quizá el viaje. Supongo que eso también depende del guionista. Un fuerte abrazo para ti.

  9. Charly… tío… ¿para que preguntas?… ¿por que tienes dudas?… Tu ya tienes la respuesta… ¿que es lo que te hace feliz?… Por suerte o desgracia tu vida, y como te la has proyectado (hijos, familia…) te permite viajar y poder hacer lo que realmente te hace sentir BIEN… lo demás es secundario y no debe tener importancia. No hay que proyectar tanto, sino hacer lo que te hace feliz, y que sea la vida la que te quizás te traiga los cambios, las sorpresas… Quien sabe, igual un día en la India te cansas de viajar, te estableces y formas una familia… Haz lo que te diga el corazón, lo que te hace sentir FELIZ, y no mires atrás… Al menos hazlo por todos los que no tenemos huevos para hacerlo!!!… Quizás ya hayas oido estas palabras de Alan Watts http://youtu.be/OT91cUuOYq8 pero son muy recomendables. Ánimo!!!

    • Anónimo

      Si había visto el vídeo, un mensaje más de eso que recibo siempre, haciendo que me plantee todo. Gracias Andrés!

  10. Anónimo

    Todos estamos unidos por un hilo invisible a nuestros hijos y por mucho que se tense o se afloje nunca se rompe. Lo mismo pasa con los lugares, con los sueños y con el resto de la gente que es o ha sido importante en nuestras vidas. El hilo que te une a ellos puede aflojarse o tensarse pero nunca se romperá. No abandones tus sueños!

  11. Anónimo

    Uuuuum, dificil decision, pero como algun comentario anterior creo que lo tienes bien claro, no te preocupes nosotros te daremos el empujon que falta, buen viaje

  12. Difícil decision para quien a probado la miel de viajar sin mas preocupación que el de encontrar un lugar donde dormir y un plato de comida que sacie su hambre pero según están las cosas actualmente en ESPAÑA me plantearía el seguir viajando ,seguro que es mas barato que vivir con tantas ataduras como a las que estamos a todos la mayoría de los que aquí mal vivimos
    P.D. vete y no mires atras

    • Anónimo

      El presente está claro que es mucho mejor viajando, en eso no hay dudas. El vértigo es ante el futuro, pero quizá ni existe.

  13. Excelente a preparar maletas que volvemos a viajar!!! por que vamo contigo sabes! habemos quienes ahora no podemos hacerlos y lo hacemos a través de este blog desde la rutina de la oficina tenemos esta ventana… gracias por llevarnos contigo!!!

  14. mikelon

    en cierto modo y en cierta forma me identifico contigo, y no se que decir, así que very good my friend.

  15. ANGEL SAMPABLO SANCHEZ

    Id donde os lleven los sueños ,andar todos los caminos sed libres de pensamiento y gozareis de la paz infinitamente.Felices viajes, moteros del Mundo. 15 MAYO 2013 ANGEL SAMPABLO LEGANES MADRID.

  16. chema

    La vida es una toma de decisiones constante, unas mas decisivas que otras, tomamos las que mejor creemos, el paso del tiempo y las circunstancias que nos rodean algunas veces nos da la razón y otras no. Tu has tomado la tuya.

    El que no se lanza nunca cruzará. Suerte

    PD. Los que no nos lanzamos te seguimos en esta ventana que tu nos habres

  17. Cada creo estar vislumbrando con más claridad que tu guionista y mi mama naturaleza son amantes, porque hay muchos secretos que parece que se cuentan entre ellos. Uno de esos secretos, es el equilibrio. Y al igual que no hay sol sin sombra, ni frio sin calor, no hay Carlos sin Sinewan.

    Haz lo que al guionista le venga en gana, pero no renuncies nunca a Charly, o probablemente el mismo guionista deje de jugar a este juego, porque le parecerá aburrido. Entre A y B siempre hay un punto en medio.

    Abrazo

    • Anónimo

      El equilibro, la unidad, los dos yos,.. veremos dónde nos lleva todo esto, seguro que será chulo el sitio. Abrazo

  18. Pepe Yanes

    ¡Qué alegría, vuelven los posts de Charly!
    Precisamente el 20 de Junio salimos hacia Tanzania desde Madrid en una furgoneta Vlokswagen. De mediados de Agosto a mediados de Septiembre andaremos por Kenia/Tanzania. ¿Andarás por esos pagos por esas fechas?
    Mucha suerte

  19. Kerguelen

    Buenas Charly,

    Si finalmente decides parar el carro, siempre te quedará el publicar ese libro que te he pedido ya no se cuantas veces, jeje. Transmites muy bien, y pareces tan próximo que es como si tus pensamientos fueran los nuestros. Muy grande!

    Por otro lado, es realmente una decisión difícil. Supongo que la financiación, el “de qué voy a vivir”, es el tema crucial. No te preocupes, seguro que en esos 4 meses tendrás tiempo de darle vueltas al asunto, y si no tranquilo que seguro que el guionista ya está trabajando para ti.

    Suerte!!! Te seguimos!!!

  20. Maite

    Valor, Carlos. Tienes seguidores, tienes experiencia, y supongo que también algún dinero y algunos bienes. Con eso es suficiente. El futuro está abierto, no cerrado en una hucha para la vejez.
    Ayer le comentaba algo similar a Fabián en su blog Saliadarunavuelta, ya que él se encuentra ahora también en una encrucijada esencial de su vida. Luego vine aquí, y me asombró que ambos estuvieseis en análoga disyuntiva por las mismas fechas. La coincidencia se incrementaba porque mi marido y yo, desde hacía unos días, estábamos en el mismo punto. Esta triple coincidencia nos impulsó a abrir (ayer mismo) un nuevo blog: http://latierraespera.blogspot.com.es/
    Espero que le eches un vistazo.
    Ánimo, y adelante, siempre adelante.

  21. anónimo

    No me sorprende ese síndrome del que hablas, curiosamente yo siempre digo que soy y siempre querré ser Peter Pan ( más de una persona te lo habrá dicho 😉 )
    Pero hay momento en el que el guionista manda demasiados mensajes y ya no puedes dejarlos pasar.
    Hay que escuchar al guionista, como tú dices, las cosas pasan porque tienen que pasar. Está claro que la parte racional es la que a veces nos frena a realizar nuestros sueños, pero hasta que no te lances no sabrás si te has confundido.
    Hay veces en los que nos metemos en un túnel gris, y ahí es donde no somos felices.
    Espero que disfrutes mucho de tu viaje y ya veremos a la vuelta quien regresa… si Charly o Carlos… ambos son geniales…pero lo más importante es que con cualquiera de ellos seas feliz

  22. Me ha encantado leer este relato de Peter Pan!!!!!! Eres un gran hombre…te entiendo perfectamente cuando te entran los males al pensar en el futuro…maldito sistema que nos hace estar así….trabajar mucho, y vivir poco. Como si 30 días al año fuese suficiente para ser feliz, no tenemos tiempo ni de pensar, que es lo que quieren, que no pensemos demasiado.
    Me gusta leerte amigo, un fuerte abrazo!!!

  23. Pingback: Ciudad del Cabo – Madrid | EL Mundo en Moto Sinewan

  24. Alfonso Diaz

    Charly, no te lo creerás, pero llevo todo el fin de semana leyendote, del tirón, desde que salistes rumbo a nuestras antípodas….. Eres Grande y Gracias por compartir tus Viviencias y hacernos soñar…. Gracias de todo Corazón.
    Abrazos y Animos.