Vuelta al Mundo en Moto Sinewan. Capítulo anterior

Vuelta al Mundo en Moto Sinewan. Capítulo siguiente

En mi oficina, en Madrid, reinsertado en la sociedad, a las doce de la noche porque en casa no tengo Internet.

Volver

Por fin llegó el momento de romper el silencio. En estos cinco meses largos lo he intentado innumerables veces, debo tener decenas de relatos empezados y no acabados. Ha sido imposible, sin lugares lejanos que describir, sin personajes de los que hablar, y sin aventuras que relatar, esto de escribir es mucho más complicado.

Tocaba hablar de sentimientos, de lo que se siente al volver, de lo que se tarda en adaptarse, o de por qué hay que hacerlo. Y eso cuesta mucho más, al menos a mí.

Resumiendo diré que la alegría de la vuelta duró un rato, para rápido pasar a una sensación de pérdida total de rumbo, de no saber dónde estaba, no en términos geográficos sino mucho peor, en términos espirituales.

Una de las peculiaridades de un viaje tan largo es que te acerca a determinadas personas y te aleja de otras, digamos que te muestra quien es importante y quien no. Los primeros días los pasé casi íntegramente con el pequeño círculo que formaban los que sí. Socializarme con el resto daba pánico. Pasear y encontrarse con conocidos mucho más, peor aun si sabían del viaje y preguntaban. Las conversaciones que escuchaba alrededor por la calle me aburrían, pensaba que ya nada sería igual y que no conseguiría adaptarme a la que había sido mi vida siempre, salvo los últimos ocho meses.

Sólo fueron temores iniciales, quedarse perdido deambulando en India cuesta menos de diez euros al día, con eso duermes y comes. En Madrid esa misma pérdida de rumbo te puede arruinar en muy poco tiempo, con diez euros sales con una bolsa ligerita de la frutería. No había muchas posibilidades, o lo mandaba todo al carajo y me volvía a ir, o me reinsertaba en la sociedad.

Por supuesto que durante el viaje pensé muchas veces en cambiar de vida al volver, casi a diario, viajar se convirtió  en una agradable rutina, en una forma de vida. Desde luego mucho más satisfactoria que la rutina en la ciudad. Eso hizo que sintiera no querer cambiarlo nunca y seguir así siempre. Todos los días eran intensos y completamente diferentes, las únicas preocupaciones consistían en encontrar un lugar donde dormir, una gasolinera donde repostar, y un plato de noodles que calmara el hambre. Entre tanto pasaban cosas, unos niños se acercaban, te rodeaban, nos comunicábamos por gestos, conseguía sacarles unas sonrisas, me sentaba, llegaba un abuelo con cara de incrédulo ante semejante extraterrestre, me observaba, se iba, o no, o se quedaba…

… pasaba las horas rodeado de imágenes y olores nuevos, y nunca me cansaba de ello.

Pero al llegar, una vez pasado el shock, se produjo una curiosa paradoja.

Si mi vida aquí desde allí me aburría, mi vida viajando vista desde aquí daba vértigo. Este sistema en el que vivimos está montado de tal forma, que puedes estar ocho meses viajando sin echar de menos las comodidades occidentales, pero porque sabes que las tienes cuando quieras, la idea de perderlas para siempre da miedo. Al menos a mí, he conocido gente que no, jóvenes intrépidos y abuelos retirados para siempre en India o en Tailandia. Pero también conocí gente europea que hace muchos años sintió que no las necesitaba, pero ahora ya eran mayores y no dejaban de preguntar cómo estaba Europa, posiblemente deseaban volver pero ya les era imposible, con lo que tenían si volvían se convertían automáticamente en vagabundos. De todos aprendí y en todos pienso cuando intento averiguar cuál es el mejor camino.

De momento el mío pasa por seguir aquí, atendiendo el móvil cada rato para poder pagar un alquiler que cuesta al mes lo que muchos blancos acomodados gastan durante dos meses en India.

Pero si un día me levanto y me siento profundamente infeliz, al menos ya sé por dónde tengo que ir para intentar cambiarlo, y no lo descarto, pero de momento me quedo.

Black Pearl

Mi querida y sufrida moto llegó a Barcelona desde Sydney unas seis semanas después. A los novecientos euros que pagué en Australia, y que me hicieron sentir victorioso, se unieron casi setecientos que tuve que pagar en Barcelona y que me hicieron sentir perdedor. Había que pagarlos sí o sí, negarse o quejarse mandaban la moto de vuelta a las antípodas. Supongo que fue el último de muchos errores por mi parte, en Australia ni me planteé que algo así pudiera pasar, en las tres ocasiones anteriores que facturé la moto de un lugar a otro apenas tuve que pagar en la llegada. Pero “spain is different”, eso que suele hacernos sonreír y en este caso hizo el efecto contrario.

Espero que esto sirva a los siguientes.

Desde entonces está en Barcelona, expuesta en 2tmoto, los engorrosos y pesados trámites de sacarla burocráticamente del puerto, romper a martillazos la caja que la envolvía, montar todo lo previamente desmontado, engrasar la cadena, y llevarla a la tienda, se hicieron mucho más fáciles de lo normal.

Todo gracias a una generosa pareja de moteros catalanes, que no me permiten escribir sus nombres, y que gracias al blog había conocido meses atrás, ya no recuerdo por dónde iba. Pero desde entonces no paramos de intercambiarnos mail. Su acogida y generosidad al llegar a Barna me volvió a recordar lo afortunado que fui durante todo el viaje, hasta el último momento.

Mañana de nuevo nos veremos, en un rato me meteré en un ave y por fin me reencontraré con Black Pearl. Siempre pensé en volver haciendo ruta,  intentando conocer a mucha gente que me escribió durante el viaje, pero no ha sido posible. Volveré directo a Madrid y la semana que viene la moto y el que escribe estaremos en Yuncos, Toledo, para contar el viaje a aquellos que os apetezca.

.

Saldré en moto desde la latina sobre las cuatro y media, si a alguien le apetece que vayamos juntos estaré encantado. Que se pronuncie
por este medio o por facebook.

Luego allí espero que pasemos un buen rato, llevaré una cutre presentación con fotos, si me da tiempo algún nuevo vídeo, y sobre todo estará Black Pearl y sus secuelas. La moto es un poema, una estribera es india, la otra nepalí, los retrovisores indonesios, la rueda trasera australiana, la delantera malaya, el guardabarros es de una moto de 125 y está roto, y tiene arañazos de medio mundo. Si ella hablara yo ni iba.

Por último quería dar de nuevo las gracias a los tantos lectores que me acompañasteis durante el viaje, algunos habéis seguido interesándoos por mi vida hasta ahora, siguen llegando comentarios y el blog sigue teniendo bastantes visitas. Muchas gracias de verdad.

Este primer capítulo de la vuelta al mundo sinewan termina, el nombre siempre significó lo que espero transmita, que se puede conseguir hacer este tipo de viajes sin apenas apoyo, este ha sido uno más de muchos viajes increíbles de gente anónima que simplemente un día se lo propuso y lo hizo. Cada vez somos más los castellano parlantes que viajamos, espero que este blog haya puesto su granito de arena para que sigamos en aumento.

Yo sin duda espero repetir algún día, pero al menos ya sé que si dentro de muchos años escucho a un jovenzuelo decir que quiere hacer algo parecido, no diré eso de “yo siempre quise hacerlo”.

Gracias por leerme

pd. si todo va bien puede que dentro de no mucho esté un mes atravesando parte de África, por supuesto en moto. Estar atentos…

Deja un comentario

27 thoughts on El regreso de Black Pearl

  1. Con la llegada de la moto el círculo se cierra, ya estáis todos aquí…
    y con el círculo cerrado ya se puede abrir otro… egoistamente, ¡ojalá!

    Si puedo, allí estaré

    pd: escribes igual de bien desde la oficina 😉

  2. Charly, picha! Me ha faltado poco para soltar una lagrimilla al volverte a leer.
    Me alegra saber que ya te has adaptado de nuevo a tu “antigua vida” y sobre todo, que proximamente volveras a vivir tu vida junto a la Black.

    V’s y un fuerte abrazo.

  3. ANGELETE

    Hola Carlos, siento no poder estar con vosotor en Yuncos el próximo dia 6, estare en Cheste disfrutando del último Grsn Premio de la temporada, pero no te preocupes q allí estara contigo un grupo del Varadero Club España, para compartir todas tus experiencias. Esperando compartir contigo algun día un apreton de manos…..

    Un saludo de Angelete y su Cubanita.

  4. Luis Rin

    Dioosssss!!! No me lo voy a perder, desde que has vuelto, no he tenido la ocasión de verte y darte un fuerte abrazo.. Eres un tio grande Carlitos ^_^
    Este sábado aparcaré mis obligaciones enfermeras… nos vemos en Toletum
    Un Abrazo, LuisRin^^

  5. Miguel

    No sabes cuánto me alegro de volver a leer una entrada tuya. Creía que no llegaría el día.

    Debes de sentirte afortunado por lo que has podido hacer.

    Un saludo 😉

  6. Lagu

    Esta era una de las partes que más me interesaba del viaje, la vuelta a Madrid y el “Y AHORA QUE”?

    Me encantará acercarme a Yuncos contigo, te veo el sábado a las 16 en La Latina.

    Un abrazo

  7. Varaíño

    Charly, creo que no se puede describir en menos palabras y tan claras el sentimiento de la vuelta y el ¿ahora qué?. Se puede trasladar a muchos ámbitos (por ejemplo: describir la vuelta a la sociedad tras un enganche trazaría el mismo mapa). Siento mucho no poder estar en Madrid el 9, vivo en Compostela. Si un día vienes por Galicia y necesitas anfitrión aquí estoy. Salud, me has dado mucho sin querer.

  8. Evelyne

    Eo!
    Me acabo de despertar, son casi las 12 en NY y tu debes de estar contando tus historias! Me encantaria estar alli y echarme unas risas con BP y contigo.
    Justo hace 1 anyo que llegue a KTM… tela, tela.
    Un abrazo enoooooooorme!

  9. Ruben

    Por Fin, Charly. Me tenías preocupado. No sabía si estabas bien o si te habían ingresado en un manicomio por volver a la rutina y esas cosas…

    Iría a Toledo encantado, pero desde Asturias me va un poco lejos. Aunque decir esto a un viajero motero como tu es un poco ridículo.

    Lo dicho Charly, mi bandit “Black Pearl” (en tu honor como ya te comenté hace tiempo) y un servidor estará encantado de tomar unos culines de sidra si te acercas a tierras Astures.

    V´ss.

  10. Alvarado

    Gracias Charly por conseguir que con tu maravilloso viaje, consiguieras que pasara unos momentos maravillosos con tus relatos, que conseguían que disfrutara desde la distancia de tu gran aventura.

    Tienes en las canarias a alguien que te admira.
    Saludos.

  11. ¡¡¡ Mierda !!!, al final me perdí el final. No te pude acompañar hasta Yuncos, ya que hasta ahora no he podido ver mi facebook y el evento, y hace ya 9 días de él.

    Después de mis absurdas quejas. ¿Me alegro? de que hayas podido reinsertarte en esta nuestra sociedad, dale un besito a Black Pearl de mi parte, es una campeona, al igual que tú.

    Un abrazo tio, y una vez más, muchas gracias por compartir tu experiencia con todos nosotros, ah, y sobre todo por llevar al Glorioso Atlético de Madrid por el mundo adelante, jiji.

  12. I have really enjoyied reading your well written article. It looks like you spend a lot of effort and time on your blog. I have bookmarked it and I am looking forward to reading new articles. Keep up the good work!

  13. Pingback: Fin — El mundo en moto Sinewan

  14. raul gongora-marin

    Hola Carlos, recién te sigo en la red y me gustaría saber si sigues en ruta al día de hoy (19-03-18), y si es así, ¿estarás viajando por México y cuando?…

  15. Recién te sigo y me pregunto si vas a recorrer México a mayor detalle, porque el viaje de Nuevo Laredo a Isla Mujeres que hiciste para ir a Cuba, ocurrio precipitadamente, lo que te impidió filmar el recorrido y saborear el entorno, como tu mismo lo comentaste; total, y si aun esta en tus planes, déjamelo saber para recibirte en Morelia y/o viajar contigo -un par de nómadas por un rato-, claro, conduciendo mi propia moto y equipo.

  16. Julio Londoño

    Hola Carlos
    Mi nombre es Julio , vivo en Bogota Colombia y aunq no había leído tu relato por Europa, malasia , indonesia y Australia quede tan enganchado que no pude parar hasta terminar el ultimo de tus relatos,
    Sin embargo y como una ultima cosa no pude saber o encontrar que fue lo que le paso a BLACK PEARL antes de llegar a Sidney y por el cual no encendía.
    Porque mi interes en ello? porque espero que la vida me de vida y se den las cosas para recorrer Sur América en una VARADERO 2007 igual a la tuya con mas km encima. pero pues nada el mundo es para conocerlo sin frontera que no te lo permita.
    Espero saber el pequeño detalle y hasta pronto Carlos

  17. David

    Es curioso, no te conozco pero desde hace unos meses que te sigo parece como si te conociera de toda la vida. En parte la culpa la tienes tú. Tu manera de contar las cosas y de conectar en la distancia hace que sea facil apreciarte. Decidí ver tus vídeos antes de leer tus relatos. Te prometo que los he visto todos( algunos varias veces). Ha sido una buena elección. Acabo de terminar de leer tu primer viaje y te aseguro que lo leo con tu voz en mi cabeza , como si me lo contaras tu. Es fantastico, parece que sigo viendo tus videos. Es raro, pero es cierto. No se si leeras este mensaje, tampoco se si quiero que lo leas…pero quiero darte las gracias por abrir el mundo a mis ojos de una manera tan real. Es verdad, hay mas gente buena que mala.
    Un saludo, Charly. O Carlos. Como prefieras. Y gracias, de verdad. Sigue tu “no plan”. ✌#psicocasco