Elegir una moto para una viaje largo puede llegar a ser un buen quebradero de cabeza. Si es el primer gran viaje, se suele caer en el error de pensar que el mundo está mucho menos desarrollado de lo que realmente está. La gran conclusión después de varios viajes, es que se puede llegar hasta cualquier sitio con cualquier moto. Prácticamente.

Un claro ejemplo de ello, rotundo diría yo, son los amigos de Hanoi-Barcelona, que hicieron el largo trayecto en motos rusas de 125 cc. Ellos compraron sus motos en Vietnam por doscientos euros y llegaron hasta su casa. No eran las motos ideales pero su viaje sí que lo fue.

La moto decidirá algunas de las rutas y la velocidad a la que se atraviesan, ya sea por quedarse corta en buena carretera o ser demasiado torpe y pesada en pista. Por eso la primera pregunta ha de ser dónde voy, y sobre todo por dónde quiero ir. Pocas veces es necesaria una pista para poder avanzar. Infinitas veces es mucho más seductora, eso sí. Hay que tomar una decisión sobre peso, coste, capacidad de carga y otros varios factores importantes.

Cuando se viaja solo hay que tener en cuenta la peligrosidad de las pistas, si es que están aisladas y cabe la posibilidad de no encontrarte con nadie que te ayude en caso de caída. Un accidente o una avería, estando solo, puede ser peligroso.

Yo nunca fui un gran entendido de motos. Muchos años de carretera y ciudad pero poca teoría. Y nada de conocimientos mecánicos, otro factor a tener en cuenta.

Este fue le guión que yo usé la primera vez. Algunas cosas han dejado de tener importancia con el paso de tiempo y la experiencia.

Precio

Por desgracia el presupuesto siempre es lo primero con lo que tenemos que contar. No sólo por el precio de adquisición de la moto, también por las piezas de posibles averías, el consumo de gasolina o el tamaño. Este último será un factor importante a la hora de calcular el coste de embarcar la moto en barco o en avión.

Fiabilidad

Para ignorantes en mecánica como yo, este factor puede ser el segundo en importancia. Así fue mi caso en el primer viaje. Decidí viajar con una pesada Honda Varadero porque sabía que la mecánica no daría problema alguno. Así fue.

Especial precaución hay que tener con motos que puedan dar problemas electrónicos. A veces sólo una moderna máquina puede solucionarlo. Inexistente fuera de Europa.

La idea de viajar con motos de las que sea más fácil encontrar recambio, va desapareciendo a medida que viajas. Por dos razones. Que en el 99% de los casos no se encuentran recambios sofisticados para ninguna de nuestras motos, y que a cualquier lugar puede llegar un recambio desde casa en menos de dos semanas. El precio es alto pero condicionar la compra de la moto a encontrar recambios, no creo que tenga mucho sentido. Sólo de las antiguas bmw puede haber algo en Asia o África.

Facilidad mecánica

Interesante es que la moto se pueda desmontar fácilmente y que los recambios más típicos, como filtros, líquidos, bujías o pastillas de freno, sean de sencillo acceso. Serán muchas ocasiones en las que habrá que intervenir y muchas en situaciones nada cómodas. Calor, arena, multitudes de gente alrededor o lluvia y frio. Mejor que sea fácil.

Peso, potencia y capacidad de carga

Esta es la ecuación más complicada a la hora de elegir. Si se viaja en pareja, la moto terminará siendo potente y pesada. Pero si se viaja solo se puede elegir menos peso. La ruta de nuevo tiene mucho que decir. Viajar miles de kilómetros por carretera con escasa potencia, si no se termina haciendo pista, puede ser un error. De igual forma, perderse cosas por haber elegido una moto enorme también puede ser un error.

En este tipo de viajes sufre especialmente la suspensión de la moto, por eso es un factor a tener muy en cuanta que la moto tenga un

Autonomía y permisión de gasolinas de bajo octanaje

El consumo siempre es parte importante a la hora de viajar, son muchos kilómetros y una parte del presupuesto va en ello. Aunque no la más importante.

Los miedos al bajo octanaje de las gasolinas del mundo, va desapareciendo con los kilómetros. Tanto con la Honda Varadero como con la Bmw F800 GS, he rodado kilómetros y kilómetros con gasolina basura. A veces lo sé con certeza y otras veces tan sólo lo sospecho. En todos esos casos, rodar bajo de revoluciones por precaución es esencial. En algunos países venden productos que aumentan el octanaje de la gasolina. También te lo puedes llevar en el equipaje, ocupa poco.

Ostentosidad

El símbolo Bmw es internacionalmente conocido. Significa riqueza. Esto es un hecho en cualquier lugar del mundo. Dicho esto, cualquiera de nuestras motos se convertirá en un artefacto inédito y ostentoso allá donde vayas. En la mayor parte de la tierra, las motos sirven para desplazarse. El que tiene una moto es porque no puede tener un coche. Una moto que cuesta y consume tanto como un coche, es un símbolo ostentoso. Que sea una u otra no cambia tanto.

Ruedas de Radios.

Si el modelo que elegimos tiene la opción de elegir, con radios siempre. Será más fácil de arreglar en caso de llantazo. Pero no es esencial, en indonesia tuve uno y lo arreglaron. Los mecánicos en países pobres desarrollan un ingenio que sólo la falta de recursos es capaz de provocar.

 

En cualquier caso lo que siempre es muy recomendable es saber cómo le ha ido a otros viajeros con la moto que pensamos comprar. A continuación os dejo una lista de motos y viajeros con blog.

(EN CONSTRUCCIÓN)