Licencia internacional.

El permiso internacional o carta verde se tramita en tráfico, tarda lo que tarde la cola y se consigue con la licencia de conducir nacional, un pequeño impreso, 10 euros y una foto. Su duración es de un año. Puede ser esencial en algunos países para poder viajar en ellos conduciendo un vehículo.

Pocas veces me lo han pedido, pero caso de no llevarlo habría supuesto con casi toda seguridad el pago de una corrupta tasa.

Los datos sobre el conductor y sus permisos vienen en varios idiomas, lo que lo hace muy efectivo de cara a policías con hábitos corruptos.

 

image