«En este momento vendería mi sueño al peor postor con tal de salir de esta trampa de arenas movedizas, de este ataúd con ruedas(…)
Solo quiero cerrar los párpados y dormir. Diluirme en un mundo inofensivo.
Soñar con otro día normal en una ciudad en la que todo funcione, donde todo ocupe su lugar, donde todo esté bien. Una vida donde el peligro sea una opción descartable.»

La vuelta al mundo en 10 años: Por el mal camino, Pablo Rey

Cierro el libro y lo dejo lentamente donde estaba, con esa sonrisa del que se reconoce en texto ajeno, como miembro de la misma tribu del autor.

(Seguir leyendo)