Motorista

El dinero del pobre va dos veces a la tienda, decía mi abuela. Tenía toda la razón, el problema es que por muchas partes del mundo es difícil encontrar tiendas donde comprar buena equipación para motoristas. Si nuestro presupuesto lo permite es importante salir de casa lo mejor equipado posible. Unas buenas botas y un buen traje nos harán el viaje más cómodo. Ambas cosas las usaremos casi a diario y nos protegerán en caso de caída. En el caso del traje hay que poner especial atención en que ventile bien si vamos a climas tropicales. Yo he probado varios y me quedo con el actual, el Rally 3 de BMW. Es cómodo, de muy buena calidad y permite ser usado con temperaturas altas y bajas. Además es muy chulo.

Como complemento es siempre útil llevar un traje de agua. Por más que los fabricantes insistan en que algunos modelos son completamente impermeables, metido en una tormenta tropical pocos aguantan. Si te toca atravesar en época de lluvias alguna de estas zonas, serán muchos días calado caso de no llevar esta barata prenda.

En cuanto al casco yo recomiendo usar uno modular. Los moteros somos astronautas para la mayoría de los lugareños que nos ven pasar. Mostrar el rostro es una muestra de educación y sonreír es siempre el mejor pasaporte en estos viajes. Especialmente cuando se hace sinceramente. Un casco cerrado imposibilita el lenguaje de los gestos que en muchos casos es el único que tendremos en común con mucha de la gente que conozcamos.

Yo uso el Sistem 6 de BMW, sin duda mucho mejor que otros que he usado antes.

 

 

Ropa

Cuanto menos mejor, el equipaje es un gran lastre en los viajes en moto y debemos intentar ahorrar espacio siempre que podamos. La ropa es una de las cargas menos imprescindible. Podemos salir con poca cantidad e ir lavando por el camino, luego si hace falta podemos comprar en ruta lo que falte o se haya estropeado.

Una bolsa de tela atada con una red o pulpos a la moto es muy útil para dejar que la ropa se vaya secando mientras seguimos en ruta.