sinewan.com. Ingwenyama Arts

 

Son las siete y media de la tarde. Un día más cierro mi habitación de Villa Victoria. El pasillo de parquet me recuerda a la casa en la que crecí. El silencio me resulta extraño. No hay nadie en el salón, tampoco en la galería acristalada que lo rodea. Salgo al jardín, dejo la piscina a mi espalda, subo un par de escalones y me encuentro con mi moto, que espera resignada el día en que por fin vuelva a viajar. Llevo más de un mes parado, viviendo en este bed and breakfast de arquitectura colonial británica pero arropado por el calor de la familia española que lo regenta. María y José Luis llegaron a Zimbabue hace tres años, cansados de una vida monótona que ya nada les aportaba. Tras ellos vino Elena, hermana de José Luis. Post patrocinado porlogo:¿Quieres patrocinador un post?

 

Quizá el mundo está lleno de personajes especiales o quizá yo tengo siempre la suerte de encontrármelos. No lo sé, el caso es que Elena vivió trece años en un barco, dando tumbos por el mundo con su marido y su hijo. Después la vida le golpeó duro y tras unos años encerrada en Barcelona decidió navegar de nuevo, esta vez en África y lejos del mar. Cada mañana desayunamos juntos en una pequeña mesa en la galería, con vistas al jardín. La luz a esas horas es fulminante, un chorro de energía antes de que el calor sea sofocante. Ambos tenemos un lento despertar, compartimos un cómodo silencio que poco a poco va desperezándose.

Sinewan.com. ElenaEn estas semanas hemos convivido con muchos guías españoles y argentinos que hacen aquí escala. Villa Victoria se ha convertido para ellos en su cuartel general. Dejan un grupo en el aeropuerto, descansan unos días o a veces tan solo unas horas, y vuelven al aeropuerto a recoger a un nuevo grupo de turistas españoles. El tiempo lo confirmará, pero creo que no me confundo si digo que tengo nuevos amigos. He conocido a un colectivo de personajes que viven varios meses en África guiando turistas en camiones cuatro por cuatro. No tienen contrato fijo, ni catorce pagas, ni siquiera tienen la seguridad de que al año que viene vuelvan a tener trabajo, pero sin embargo algo les impulsa cada año a volver a subirse a un camión lleno de exigentes urbanitas de vacaciones quincenales. Supongo que en parte es el amor a este continente, a su naturaleza y a su animales. Pero también creo que hay un enganche a la libertad de vivir sin la exigencia de las pagas y el contrato.

Arranco la moto y salgo de Villa Victoria, como casi cada noche me dirijo al Restaurante Tapas Lolas, el otro negocio de Elena, María y José Luis. Cataratas Victoria es una ciudad que crece al ritmo del numeroso turismo que acude a la ineludible cita con sus cataratas. La ciudad se divide en tres zonas, un barrio blanco algo artificial, una especie de decorado preparado para dar cómodo servicio al turista, y dos barrios con color africano, Chinotimba y Mkhosana. Aquí viven cuarenta y cinco mil personas, principalmente del negocio que generan sus cataratas. La armonía entre la población blanca y la negra nada tiene que ver con el resentimiento que se palpa en la vecina Sudáfrica. Quizá el éxito de este empresa reside en que aquí apenas quedaron ingleses. A los pocos días de llegar me sentí muy cómodo y así ha sido siempre.

Podría conducir con los ojos cerrados, me sé el camino de memoria. A mi derecha dejo el Shoestrings Backpackers, uno de esos alojamientos de bajo coste que se repiten como casas prefabricadas por la senda de la Lonely Planet. Aquí acampé cuando llegué, el veintitrés de agosto. A las pocas horas de haber llegado pensé que me quería ir. Lo mismo de siempre; música alta, rubios adolescentes tomando cerveza e incómodos sillones pensados para ociosos clientes que no tienen mucho que hacer. Sin embargo yo necesitaba hacer cosas, tenía la espalda reventada de las arenas de Botsuana y mucho que editar para seguir con el hilo del blog. Una tarde paseando por la ciudad vi un restaurante español y decidí tomar un vino. Así conocí a María, Elena y José Luis . Al día siguiente me trasladé a Villa Victoria, donde sentí que tenía que estar desde que llegué. Desde ese momento todo lo que aconteció, visto ahora desde la distancia, era un nuevo plan maléfico del guionista para que hiciese lo que tenía que hacer; tomar una decisión, reincorporarme a mi vida urbana o dar un paso adelante e intentar cumplir el sueño de vivir viajando.

Las pistas de piedras de Lesoto, las de arena de Botsuana y la continua sensación nómada del viaje no dejan mucho tiempo para pensar. Especialmente en los contras de esta vida de presente inmejorable pero de incierto futuro. Necesitaba estar sentado en algo parecido a un hogar pero lejos del mío, gestionando los afectos, los miedos y la incertidumbre, valorando el precio de la libertad de elegir. Mi vida ha sido un embudo estos últimos cuatro años y estoy llegando a la salida.

Sigo avanzando, un restaurante de comida rápida, un supermercado, varias agencias que venden aventuras, una tienda de teléfonos y otras cuantas de artesanía local. Un último giro a la izquierda me lleva hasta la puerta del Tapas Lolas, el restaurante español que cambió el ritmo de mi viaje. Hoy está especialmente animado. Aparco la moto casi en la puerta, camino unos metros y escucho mi nombre varias veces. Camareros, vigilantes, algún cliente y varios músicos me saludan al llegar. Éstos últimos son los Ingwenyama Arts, un grupo de danza tradicional que tiene especial éxito entre los turistas.

Sinewan.comMe quedo charlando con Mandla Dungini, el líder del grupo. Como cada noche espera paciente que José Luis o María le den la señal para comenzar su espectáculo. Éste comienza con un tema a capela que pone la carne de gallina y que representan entre las mesas de la terraza. Después se desplazan unos metros y continúan su espectáculo de bailes tradicionales y percusión. Al final de la actuación pasarán unos cuencos de madera entre las mesas y lo que ahí quede depositado será su jornal diario. Cinco dólares, quizá veinte si hay suerte. A repartir entre catorce personas.

Hace varios meses que llegaron a la boca de su embudo. Dejaron Bulawayo, su ciudad natal, y se encaminaron a Cataratas Victoria en busca de cumplir el sueño de vivir de su música. Por ciento veinte dólares mensuales alquilaron una casa con dos habitaciones donde viven todos apiñados. A las seis de la mañana de cada día ensayan un par de horas, antes de que el calor lo haga todo aun más complicado. Después vienen a la zona turística de la ciudad, deambulan por sus calles hasta que llega el momento de actuar. Una o dos veces al día.

Sinewan.comJosé Luis y María se han volcado en ayudarles. Cuando el cuenco está medio vacío ellos lo rellenan, a cambio tienen música en directo en su restaurante. Esto que veríamos normal en otro escenario es sin embargo un extra. Ningún músico en Cataratas Victoria cobra por actuar en restaurantes u hoteles, viven única y exclusivamente de las propinas de los turistas. Esa es la mayor preocupación de Mandla, viviendo solo de las propinas y siendo catorce, la mayoría con hijos que alimentar, difícilmente sobreviven. Su sueño es que la compañía crezca y puedan ayudar a otros chicos que quieren bailar y cantar y no tienen posibilidad de hacerlo. Le encantaría tener una escuela, para que más gente pudiese vivir de la música.

A los pocos días de llegar, José Luis y María me propusieron que les grabara para que tuviesen material audiovisual. Con eso podrían vender su CD después de cada actuación. Antes de terminar la frase ya dije que sí. Sin premeditarlo comenzamos una relación basada en el trueque. Desde ese momento decidieron no cobrarme por el alojamiento e invitarme a cenar la mayoría de las muchas veces que pasaba por Lolas. Para mi el beneficio del acuerdo iba mucho más allá, necesitaba estar parado aunque no lo supiese, solo pero acompañado. Mientras tanto el guionista siguió mandándome mensajes.Tras una tarde de grabación a dos cámaras me vi muchas horas editando los nueve temas que resultaron. Cada plano corto resultó un ejemplo, una sonrisa de un luchador, de alguien que dejó una familia atrás para cumplir un sueño. Cada plano general un modelo de solidaridad, un grupo numeroso que lleva conviviendo varios meses en un zulo y que cada día coordina movimientos asumiendo un rol, sin perder la motivación a pesar de que la única recompensa sea un puñado de dólares con los que subsistir un día más, uno menos para ver cumplido su sueño.

Varios días después tuve los vídeos listos. José Luis pidió permiso en el Shoestrings Backpackers para poder proyectar allí el vídeo. Los chicos del grupo se sentaron frente a la pantalla, muchos de ellos muy lejos, tímidos de verse protagonistas. Por supuesto era la primera vez que se veían en una televisión. De hecho nunca se habían escuchado y les costaba reconocer sus voces. Sonreían, a veces avergonzados y otras orgullosos. Pero en general completamente asombrados y agradecidos, para ellos supone un paso de gigante. Con la ayuda de José Luis y María pronto tendrán un CD que podrán vender al final de sus actuaciones. Los escasos ingresos que dan las propinas presumiblemente se multiplicarán. Quizá, quién sabe, alguien se fije en ellos y empiecen a cobrar por alguna de sus actuaciones. Incluso puede que algún día consigan abrir una escuela de danza.

Y puestos a soñar, por qué no pensar que quizá algún día un niño deje de deambular por las calles porque encontró la forma de vivir bailando. Todo porque unos locos intrépidos una vez dejaron su ciudad natal para encaminarse con una mano detrás de la otra, en busca de cumplir su sueño.

Sinewan.comSinewan.com copySinewan.comSinewan.comSinewan.comSinewan.com

 

 

Y como soñar es gratis, por qué no pensar que encontraré la forma de vivir de mis viajes.

Llevaba mucho sin escribir, gracias por seguir ahí.

 

Deja un comentario

22 thoughts on Soñando gratis en Cataratas Victoria

  1. carlos sanz

    Tengo muchas ganas de darte un abrazo. Pero sera el último como conciudadano de este pais. Te quiero ver errante, viviendo, escribiendo, filmando, viajando, describiendo y lo mas importante, viviendo esa vida que deseas y mereces. Anda y que le den al futuro. Vive ahora. No dejes para mañana lo que deseas hacer hoy. Seguro que te ira mucho mejor que a los que no le echamos el valor suficiente. Suerte en tu nueva vida, porque yo se que ya has elegido.

  2. Pues sí, lo cierto es que hacía bastante que no tenía el placer de leer una de tus crónicas a corazón abierto, y he de decir que aunque tus vídeos son fantásticos, con las letras eres también muy bueno, y llegas incluso más allá. Un abrazo

  3. Lo encontrarás seguro, Charly. Lo único que tienes que hacer es quitarte todos los miedos. Encontrarás la manera porque tu mismo la crearás, ya solo es cuestión de tiempo.

    Buen post y buena música.

  4. Mercedes

    Siguiendote intermitentemente en internet, el corazon se me agito, cuando paseando anteayer x Vic Falls como premio a la paliza q nos ha dado Oscar, vi una moto aparcada frente al restaurante de Lola e inmediatamente la relacione contigo, y al leer la cronica me cercioro del hecho.
    Muchas gracias por tus entranables, vivos relatos y por compartirlos con nosotros
    Buen dia y buena ruta
    Mer

  5. Arturo

    Impresionante Charly. Escribe libros, pues con esos sentimientos que le pones yo te lo compraba y así seguirías viajando en moto. Gracias .

  6. Anónimo

    Maravillosas voces y mensajes, maravilloso vídeo. Se entiende perfectamente el conflicto y resolución del último, menudos artistas!! Y viven de propinas? No jodas!!! Cuando editen CD uno para mí, please. Eres grande Carlitos

  7. sergio castellanos

    WAO Charly cada ves que leo alguno de tus posts o veo algún vídeo me transporto y me parece estar ahí viviendo lo en carne propia. Este post no se queda atrás, pero me toca mas de cerca pues ademas de motero estudio música y uno de mis suenos es viajar grabando músicos sin recursos pero con el valor de seguir. Me encanta lo que hiciste por estos chicos!!! me hace ver de que es posible y que mi idea no es tan loca! o a lo mejor si?!
    pd: me encantaria ese CD!!!
    Sergio Castellanos.

  8. Lucia Trindade

    excelentes relatos!!! cada detalle, me encanto! realmente áfrica es un mundo aparte e increíble. que demás habernos cruzado en las victoria falls, que continúes exitosa mente como venís!! saludos desde Uruguay

  9. Me has dejado sin palabras……
    Realmente no has pensado en escribir en papel todo esto que nos estas regalando a nosotros??? Me siento un privilegiado por poder leerte y un aprovechado por no pagarlo.
    A los Ingwenyama Arts les deseo todo lo mejor y estoy seguro de que el empujón que les has dado les servirá para poder cumplir su sueño. Cuando haras público la decisión de cumplir el tuyo???
    Un abrazo compañero!!!

  10. Fernando Faget

    Charly me encanto haberte leido. Cuando nos encontramos en el parque de Victoria Falls con Lu y Pato (los uruguayos) me pareciste un tipo interesante, viviendo el sueño de varios. Ahora lo compruebo. Además pude vivir esa experiencia de ver y escuchar al grupo en vivo en lo de “Lolas”. De más… unos mounstros !!!
    Te seguiré leyendo y si estás por Uruguay en algunos de tus viajes tomeremos unas cervezas acá por el sur. Suerte en tu aventura !!! Abrazo

  11. perthes

    Iba a decir que un un gran relato, como siempre, pero no es así. Este va mas allá, mas allá de todos los demás, no es su calidad como tal es donde logras llegar con el, eres capaz de tocar la fibra sensible y hacer que se nos pongan los pelos de punta, al menos conmigo ha sido así. Y si como veo vas a intentar vivir viajando, escribe, escribe todo esto en un libro que te ayude a vivir a tí y nos haga soñar a los que te seguimos.

    Mucha suerte, te sigo… 😀

    • Charly

      Escribir un libro son palabras mayores, lo que no quita que lo intente en algún momento y que mensajes como el tuyo me animen a hacerlo. Así que muchas gracias por tu mensaje amigo. Un abrazo

  12. Carlos

    Hola Charly , te has quedado agusto ehhh, se ve en la narrativa que lo has hecho con el corazón, porque te apetecía, porque te salió de dentro y porque el haberte parado alli un periodo digamos largo en comparación a lo sueles estar tu en los sitios, tu te has dado cuenta de algo que te a enseñado África , que los demás en nuestra sociedad de consumismo de egoísmo y micro mundo en un smartphone no vemos , aún así aquí no nos enseñarán lo que a ti te a enseñado África , en el primer mundo no interesan esos valores.

    Lo malo de todo esto es que tienes que volver y sabes que es fácil que te vuelvas a contaminar , ya sabes que como funciona esto. Decidas lo que decidas disfrútalo, el poder decidir que caminó tomar en los tiempos que corren eso se llama LIBERTAD.

    Siendo egoísta tendría que decirte que sigas viajando , que sigas editando vídeos y que los que te seguimos sigamos disfrutando de tus andanzas, pero los qu te seguimos creo por lo que e leído de la otros post te apreciamos bastante así que si tu cuerpo te pide África.

    Tu haces lo que lo nosotros tus seguidores no nos atrevimos hacer o no pudimos , bien por cobardía de lo desconocido o por una nómina racana y parca en pagas extras que te tiene esclavizado cada mes no tanto por lo que uno gaste en ocio sí no por las deudas contraídas con tu banco u otros préstamos derivados de esta vorágine occidental del consumismo desmedido.

    Suerte en tu decisión, no se sí te ayudara pero yo tengo mi lema , creo que vivo mejor pensando esto o por o menos me ayuda, UN DÍA UN RETO .

    P.D. Así tardabas tanto pirata es que estabas buscado tu forma de vida.

  13. tatin

    Hola Charly!

    Yo no me atrevo a hacer lo que tu haces y , ya me cuesta decidirme a ir con mi novia a marruecos en moto 15 días…por lo que me comentaron que es peligroso conducir en moto por Marraquesh, así que ya hacer lo que haces me parece un logro!

    Me sentiría muy solo de nómada, no me daría quitado esa sensación. Si ademas consigues hacer amigos a cada paso que das yo creo que lo fundamental lo tienes, que es sentirte bien en tu camino y coexistiendo y compartiendo cosas con la gente que vas conociendo.

    Yo intuyo que: ¡sí! vas a convertir tu objetivo de vivir de nómada en una realidad. Creo que sin la presión familiar, y en tu caso parece que no es relevante para tus decisiones…, se hace un punto mas sencillo

    Mi humilde opinión, como seguidor tuyo, es que simplemente las cosas van siguiendo su camino, únicamente podemos centrarnos en que: el próximo paso que demos sea el que daría la mejor versión de nosotros mismos, esforzándonos aun mas en el proyecto vital que estamos llevando a cabo

    Si consigues o no el objetivo de vivir exclusivamente de una vida nómada, podría implicar el tener que seguir adelante a lo mejor sin el gasto de llevar con uno mismo la moto.

    Algunas ideas que te puedan ayudar en tu empeño:

    ¿Te ves viajando en bici, caminando, o de alguna manera que no implique el gasto de mantener en ruta una moto? ¿ Es la moto un importante elemento en tu camino?

    ¿Has pensado en contar tu día a dia en youtube, como hacen muchos youtubers que consiguen vivir de sus subidas?

    ¿Enviaste tus blog al discovery channel para que hicieran u programa con tu proyecto de viaje?

    Todos los overlanders que sigo me alegran la vida, pero cada uno de vosotros imprimis en vuestro camino vuestra particular manera de ver y vivir las cosas, y eso os hacer irrepetibles y únicos, eso ya es un valor por si mismo, a veces solo hace falta dar un pasito mas por creer aun mas en uno mismo,

    ¡Un abrazo!

  14. Ei Charly,
    ¡¡fantastico post, y menudo descubrimiento de blog que me da miles de ideas. Es lo que tiene la primera division, jeje. Entre los videos chulos y super bien currados que tienes y los post mi viaje por el resto de Africa va a ser mucho más fácil. 🙂 que suerte que haya gente por el mundo que haga lo que tu haces¡
    Por cierto, el Lola´s parece que es un puento de referencia, lo primero que ví cuando cruce la frontera andando desde Zambia, otro gran descubrimiento, para mí un oasis entre tanto anglosajonismo??¿ jeje.
    Suerte, y a seguir viajando¡¡
    David

  15. EDY ZAMBRANO SANCHEZ

    Hola charly te vi por tv en España . En el programa madrileños por el mund
    o, me gusta el reportaje sobre las cataratas victoria . Soy un apasionado de las motos. No se por que pais andas ahora . Muchas exitos , haber si escribes un libro de aventuras . Viendo el programa me gustaria conocer zambia y zimbaue . Cualquier cosa te dejo mi email : edyavignon10@hotmail.com

  16. Pingback: Sinewan Blog | EL Mundo en Moto SinewanEL Mundo en Moto Sinewan

  17. Pingback: El cuentamundos | Motonorte.es

  18. Pingback: Ciudad del Cabo - Madrid - EL Mundo en Moto SinewanEL Mundo en Moto Sinewan